25/1, UN DÍA CON MUCHA HISTORIA

2
Difícilmente otro jugador haya sido tan importante para el fútbol argentino a nivel local. Toda la gente grande que pudo verlo concuerda en que nunca más volvieron a encontrar un enganche de la talla de Ricardo Bochini. Incluso, el mejor jugador de la historia, Diego Armando Maradona, lo admiró desde pequeño. Lo tuvo como ídolo, referente, ejemplo. Lo copió y lo admiró. Cuando en el Mundial 86′ Bochini ingresó unos minutos, Diego solo quiso tirar una pared con él, y fue lo primero que intentó cuando la pelota volvió a sus pies. Bochini era de esos jugadores que todo el mundo teme y respeta. Que genera deleite en cualquier espectador de fútbol, más allá de camisetas y pasiones. ¡Si hasta la hinchada de Boca se rindió en aplausos ante la grandeza del Bocha!
Bochini hacía fácil lo difícil. Divertido lo aburrido, relevante lo intrascendente. Veía un espacio disponible para el pase-gol donde nadie más podía observarlo. ÍDOLO, en mayúsculas y con todas las letras. De principio a fin de su carrera: 14 títulos, 19 años seguidos vistiendo la misma camiseta, 97 goles, y vaya uno a saber cuántas asistencias y gambetas. Sin duda alguna, el máximo ídolo en la historia del Club Atlético Independiente.
TAMBIÉN UN 25/1…
Otro aniversario. Un 25 de Enero de 1978, en la provincia de Córdoba estaba todo preparado para que Talleres sea campeón del fútbol argentino. Recibía como local a Independiente, y vaya si se llevaron sorpresa.

El arbitraje fue nefasto. Los locales se vieron beneficiados con un penal inventado, un gol con la mano, y 3 expulsiones a jugadores de Independiente sin ninguna razón. Tan notorio era que algunos jugadores del rojo quisieron irse de la cancha, pero ocurrió algo que lo impidió. Es que, el DT de Independiente por aquél entonces era el gran José Omar Pastoriza, un entendido de la historia y la mística roja. El ‘Pato’ reunió a los jugadores, y con ímpetu soltó: “Vayan, sean hombres, jueguen, y ganen el título”, y con Bochini a la cabeza, el ‘Rojo’ logró una hazaña nunca antes vista. Quizás la más importante en la historia del fútbol argentino.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

2 comentarios

  1. Muy buena noticia. .. no soy de Independiente pero como bien lo describes, el bocha a diferencia de hoy día, era un jugador “odiado” pero por el simple hecho de que era muy grande y le temias hasta el último minuto. .. o sea más que odio; sería envidia de tener esa magia de tu lado. Saludos.

Leave A Reply

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia